Slide background
Slide background
Slide background

En Reformas Girona disponemos de un novedoso sistema para la rehabilitación de cañerías sin necesidad de realizar obras en su casa.

rehabilitación cañería, rehabilitar tubos y tuberías, limpiar tuberíasEn nuestra sociedad, el mantenimiento de los servicios básicos forma parte de las máximas prioridades, y en nuestra casa entre estos servicios básicos se encuentra la utilización del agua mediante un sistema de cañerías. Con el paso del tiempo, estas conducciones que forman parte de las instalaciones de nuestros edificios van sufriendo un proceso de degradación que normalmente acaba con su sustitución, con el ajetreo que esto puede comportar. La degradación puede venir, entre otras causas, por oxidación interior de la cañería, obstrucción de la sección de paso o por la electrólisis favorecida por la combinación de diferentes materiales en la red de cañerías; generando escapes, deterioro de la calidad del agua o disminución del caudal.

En este ámbito la tecnología ha evolucionado y pone a nuestro alcance nuevas herramientas que nos ofrecen nuevas posibilidades. Una de estas posibilidades es una técnica nacida durante los años 90 en los EE.UU. que actualmente también podemos encontrar en nuestro país: Se trata de un innovador sistema que permite restaurar las cañerías de edificios, casas, hospitales y todo tipo de construcciones sin realizar obras.

Resina epoxi, la barrera contra la corrosión

rehabilitación cañería, rehabilitar tubos y tuberías, limpiar tuberíasReformas Girona aplica un sistema que protege el interior de las cañerías mediante un recubrimiento a base de resina epoxi, poliepoxi, que es un polímero termoestable que se endurece cuando se mezcla con un agente catalizador o endurecedor. Este material suministra una barrera continua y sin fisuras en el interior de la cañería, que protege permanentemente de la formación posterior de corrosión. Esta resina epoxi también puede tapar pequeños poros, que provocan escapes. Con el recubrimiento uniforme del interior de las cañerías se elimina la posibilidad de producir la electrólisis; el agua ya no entra en contacto con los diferentes materiales metálicos que forman las cañerías sino que solo entra en contacto con las resinas epoxi.

El resultado es una nueva cañería que utiliza el molde de resina epoxi, que será el material de la nueva conducción. La resina epoxi, que ya se utiliza en la construcción como recubrimiento de protección, es un material de alta resistencia a la corrosión y a productos químicos, tiene propiedades térmicas y mecánicas muy buenas, se adhiere perfectamente a diferentes sustratos, casi no se altera después de su uso, es flexible y tiene muchas aplicaciones.

El proceso

Nuestro sistema para la rehabilitación de cañerías consiste en un proceso muy sencillo que se puede resumir en tres etapas:

1. Vaciado y secado de las cañerías

Se realiza un vaciado completo del conjunto de cañerías a rehabilitar, abocando el agua a la red de saneamiento existente. Mediante el aire caliente generado al compresor y un sistema de mangueras flexibles, se calienta el interior de las cañerías hasta su secado total. A continuación, se realizan pruebas de presión con aire e inspecciones que permiten comprobar el estado de las cañerías. Estas sirven para valorar el grado de corrosión y los posibles poros que puedan existir en el sistema.

2. Limpieza / pulido del interior de las cañerías con corindón

Un vez realizada la inspección para comprobar que el sistema está totalmente seco, se procede a la limpieza de la superficie a tratar (el interior de la cañería) mediante un flujo de aire a presión con corindón. El corindón es un óxido de aluminio, con un grado de dureza muy alto (9), sólo superado por el diamante. Con la limpieza se recupera la sección útil de la cañería puesto que se retiran todos los restos acumulados durante el tiempo de servicio. Por otro lado se consigue preparar la superficie a tratar para asegurar la adherencia correcta de las resinas epoxi en la cañería. El flujo de aire a presión con corindón se recoge a la salida del tramo a tratar y se mantiene en circulación mientras se detectan arrastres de suciedad en el contenedor de sólidos. Cuando se comprueba que sólo sale de la cañería aire y corindón limpio se da por acabada la fase de limpieza / pulido.

3. Aplicación de la resina epoxi en el interior de las cañerías.

rehabilitación cañería, rehabilitar tubos y tuberías, limpiar tuberías

Con la superficie limpia y preparada, se procede a la aplicación de la resina epoxi. Esta aplicación también se hace mediante un flujo continuo de aire a presión y los dos componentes de la resina epoxi, base y catalizador o endurecedor. El flujo de aire se hace entrar al tramo de cañería a tratar por el punto de la toma de agua existente, ya sea grifo, lavadora o cualquier otro. En este punto se conectan las mangueras y el flujo se mantiene hasta que la película de resina epoxi haya avanzado por todo el tramo y aparezca en el siguiente punto de toma de agua.

Este procedimiento se repite, tramo a tramo, consiguiendo como resultado una nueva red de cañerías plásticas, donde el agua sólo estará en contacto con la resina epoxi.

Una vez finalizada la aplicación de la resina epoxi se tiene que producir el curado de las mismas, que se realiza en condiciones controladas y con el sistema totalmente aislado y conectado a las mangueras que permiten asegurar el catalizado correcto de la resina epoxi. Antes de dar por finalizado el tratamiento, se somete el sistema restaurado a una prueba de presión con aire, para verificar que es estanco y aguanta la presión adecuada.

Rápido, limpio y silencioso

Nuestro sistema da respuesta a los problemas que encontramos habitualmente en edificios de más de 20 años. Uno de los pilares de esta tecnología, y el que la hace más atractiva de cara al propietario, es la comodidad. Las molestias son mínimas por los usuarios puesto que todo el tratamiento se realiza sin abrir ninguna regata. Es un sistema limpio y rápido que mediante mangueras se conecta en la red de cañerías. La forma de acceso a las mismas es a través de los puntos de toma de agua existentes. Sólo hay que desmontar todos los puntos de toma y volverlos a montar al acabar el tratamiento.

Ante aquellos casos en que los problemas vienen dados por la degradación de las cañerías de un edificio o vivienda, se puede plantear su rehabilitación sin tener que hacer obras asociadas que hacen pesada, cara y molesta la solución.

Este proceso, actualmente la única alternativa al sistema tradicional, se puede aplicar en cañerías de hasta 4 pulgadas de plomo, cobre, hierro, hierro galvanizado y plásticos; y en sistemas de agua sanitaria (fría y caliente), calefacción y aire acondicionado; suponiendo una solución ambientalmente correcta, puesto que no utiliza ningún elemento potencialmente tóxico (no utiliza ni líquidos disolventes ni desengrasantes) que puedan contaminar el agua ni generar ningún residuo peligroso.

La rehabilitación de cañerías mediante nuestro sistema consigue recuperar las cañerías a nivel estructural, sanitario y funcional:

  • Estructuralmente se aprovecha la cañería vieja como molde para la nueva de resina epoxi, con una mejora de la capacidad portante.
  • Sanitariamente se eliminan todos los depósitos de óxido, precipitaciones calcáreas u otras sedimentaciones que son un lugar idóneo para la legionela. La resina epoxi aplicada cumple con todos el requerimientos sanitarios actuales y la superficie interior.
  • Funcionalmente se recupera la sección útil de las cañerías, con lo cual aumenta el caudal de agua disponible en los puntos de toma y se eliminan los poros que podían existir a la cañería antigua, puesto que quedan tapados con la aplicación de la resina epoxi.

Por lo tanto, nos encontramos ante una tecnología ingeniosa y respetuosa con el Medio ambiente, que permite rehabilitar las cañerías domésticas sin tener que hacer obras, y que nos garantiza 10 años de la restauración hecha con resina epoxi.

Solicite Presupuesto