Es necesario que un pavimento de hormigón tenga entre 8 y 10 centímetros de espesor y además cuente con un armado compuesto por malla electrosoldada.

Pavimento de hormigón, solera de hormigónPreparación del soporte

  1. Excavar la caja de pavimentación hasta una profundidad de 20 a 25 centímetros. Distribuir en la superficie una capa de grava, de 10 a 15 centímetros de espesor.
  2. Verter sobre la capa de grava una mezcla de arena lavada de rio mezclada con gravilla para que asiente la sub-base.
  3. Verter agua en abundancia sobre la sub-base, en todo su conjunto.
  4. Colocar un film de plástico encima de la sub-base, con holgura en los laterales donde se vaya a montar el encofrado perimetral.

Encofrado pavimento hormigónEncofrado y armado

  1. Proceder al montaje perimetral del encofrado, si es posible regular a la altura exacta del nivel de acabado más un centímetro para las pendientes.
  2. Colocar los listones con líquido desencofrante, que formaran las juntas de dilatación cada 15 metros cuadrados aproximadamente. También pueden colocarse juntas de PVC, de acabado que quedaran embebidas en el pavimento.
  3. Colocación de la malla electrosoldada, sobre unos tacos que los eleve del suelo como mínimo 15 milímetros. Para la unión de diferentes mallazos, estos se solaparan como mínimo 20 centímetros y se ligaran con alambre.

Hormigonado pavimentoHormigonado del pavimento

  1. Verter el hormigón de forma homogénea entre las juntas de dilatación y con el uso de un vibrador de superficie nivelar la solera mientas se extraen las burbujas de aire. Igualar poco a poco la superficie con el uso de una regla metálica apoyada a cada extremo sobre los encofrados y los listones de la juntas de dilatación.

Resulta conveniente golpear  regla metálica mientras se nivela el hormigón, para que la lechada (cemento mezclado con agua) suba a la superficie y confiera un acabado fino del pavimento.

Una vez acabados los trabajos de hormigonado, esperar 24 horas antes de pisar el pavimento.

Durante los siete días que dura el fraguado del hormigón, no debe de realizarse ninguna obra encima del pavimento (colocación de gres, construcción de un tabique, etc.).

El hormigón no alcanza el 90% de su resistencia hasta pasados 28 días de su vertido.

Una vez endurecido el hormigón (transcurridas 24 horas), pueden extraerse los listones que conforman las juntas de dilatación. Una vez extraídos se sellaran las juntas con resinas impermeables y elasticas, especiales para juntas de construcción. Si se han utilizado juntas de PVC especialmente diseñadas para juntas de este tipo, verificar su correcta disposición.

Desmontar el encofrado perimetral con cuidado de no fracturar el hormigón.

En caso de pavimentos que linden perimetralmente con algún muro o pared, es aconsejable realizar una junta con estos elementos, con el mismo tratamiento que se le da a las juntas de dilatación.

Mantenimiento

Si el pavimento de hormigón es de acabado es necesario aplicar resinas protectoras antimanchas, pinturas con tratamientos específicos, desoxidantes, desengrasantes, decapantes de alquitrán, etc., según el uso que se le vaya a dar al recinto pavimentado.